Una historia contada con datos

Sábado, amanece nublado en Madrid. Las primeras tormentas de primavera caen sobre la capital mientras un nuevo día empieza. Parece un día más, pero hoy acudimos a la segunda edición de las Jornadas de Periodismo de Datos y Open Data   que se celebran en Madrid. No encontramos motivos para no asistir a tal evento y a las nueve y media de la mañana nos encontramos frente las puertas del Medialab Prado. Este recinto, cercano a la céntrica estación de Atocha, permite desarrollar todas las actividades relacionadas con las artes, los deportes y el turismo, y permite al ciudadano explorar las diferentes formas de aprendizaje.

Una vez dentro, nos dirigimos hacia el “Taller de producción de noticias con datos georefenciados” que impartirá un joven periodista italiano llamado Daniele Grasso. Un auditorio con un diseño moderno, como era de esperar, nos recibe, y aunque pocos son los que llenan la sala, a medida que pasan los minutos, esta comienza a llenarse de jóvenes, y no tan jóvenes, que acuden a la conferencia para entender mejor este mundo desconocido del periodismo de datos. Nos sorprende la calidad del material técnico, así como la puesta en escena de las intervenciones, y descubrimos poco después que todas las exposiciones son lanzadas en streaming por la página web de Medialab Prado.

entrada

Entrada principal de Medialab Prado

Uno de los coordinadores del evento rompe el silencio de la sala. Con micrófono en mano, se encarga de aportar el clima familiar que cualquier evento de estas características necesita. Nos explica dónde podemos tomar un café e incluso bromea con el joven Daniele. Tras su intervención, todo está listo para empezar, la sala está casi llena de espectadores deseosos de oír hablar al experto, y la gran amabilidad del personal hace que nos sintamos como en casa.

Daniele Grasso, periodista de datos de El Confidencial, comienza explicándonos cuál es su trabajo dentro de este periódico digital y nos explica en profundidad los pasos a seguir para pasar de un PDF, repleto de datos discordantes, a un gráfico virtual que convierte en noticia unos datos que, en un principio, no revelaban nada. El poder de la investigación y del análisis le ha llevado a desarrollar grandes proyectos sobre temas tirantes como la migración. The Migrants Files,  uno de sus proyectos, se convierte en el ejemplo perfecto para poder entender esta nueva forma de hacer periodismo.

Tras una brillante intervención y una batería de preguntas que ha animado el ambiente y el triste día que hace en Madrid, nos encontraremos con una pausa para el café. Momento que es aprovechado por todos los presentes para disfrutar del ambiente distendido de la sala. Apreciamos que hay antiguos compañeros de trabajo, algunos que siguen haciendo preguntas al joven periodista que acaba de exponer y otros que intercambian opiniones con parte del público a la que no conocían hace unas horas. Da gusto oír el bullicio de la sala, las risas y los comentarios, pero es hora de seguir conociendo los diferentes aspectos del periodismo de datos y todos los presentes vuelven a sus sitios.

Es el turno de la infografía. Antigua compañera del papel impreso, la infografía está ampliando sus fronteras gracias a la llegada de cientos de programas informáticos que permiten desarrollar nuevos aspectos hasta ahora desconocidos. Para introducirnos en este mundo, Juantxo Cruz,  profesor de la Universidad Internacional de La Rioja, nos explica cómo ha cambiado esta representación visual a lo largo de sus años como infografista y que herramientas podemos usar para convertirnos en unos auténticos infografistas 2.0.

Ahora sí, sabemos de infografía, pero ¿Qué pasa con todo lo que rodea el mundo de los programas que nos acaba de enseñar nuestro compañero Juantxo? Adolfo Antón Bravo viene para salvarnos. Su intervención abordará el tema de HTML y de los CSS. Tras una hora de explicaciones sencillas enfocadas para principiantes, como bien explicaba el panfleto de bienvenida, llegamos a algo más que las dos de la tarde, el momento perfecto para ir a comer.

Ahora sí, cada visitante parte hacia un lado, algunos han formado grupos, otros se dirigen solos a buscar un bar donde comer. Nosotros decidimos ir a un bar típico de los alrededores de Atocha y pasamos este tiempo libre comentando las posibilidades que pueden ofrecer una simple de tabla  de datos, y cómo detrás de un Excel puede haber una gran noticia.

Pasa el tiempo, parece que las nubes se han alejado de la capital, aunque un viento frio recorre las calles. Nosotras a las cuatro en punto volvemos nuestro sitio en el auditorio de la segunda planta de Medialab Prado, para disfrutar de la siguiente intervención: “Javascript para principiantes”. Esta intervención, que durará una hora y media, es aprovechada por Alex González para seguir con la senda de las tecnologías Web y para explicarnos cuál es el funcionamiento de esta conocida herramienta.

Nos hemos acercado un poco más al mundo de la programación, es hora de hacer una pausa de veinte minutos a la que la seguirá la intervención del ponente Oscar Corcho. Este experto de Localidata, empresa centrada en depurar y organizar los datos para que cualquier usuario los pueda usar, nos acerca durante algo más de una hora una herramienta fundamental en informática como es la línea de comandos.

El final del día se acerca cuando Carlos Ortega y Pedro Concejero son los encargados de cerrar las jornadas del sábado. Con sus intervenciones descubrimos que es R, como funciona y nos brindan la oportunidad de instalárnoslo para manejarlo definitivamente. Pero no solo hemos aprendido conceptos de estadística, también hemos trabajado con datos de diferentes tipos para saber lo que es el trabajo de campo.

Son las ocho de la tarde del sábado, las jornadas de periodismo de datos y Open data han finalizado por hoy, mañana seguirán y los visitantes podrán seguir disfrutando de brillantes intervenciones protagonizadas por ejemplo por Mar Cabra. Pero mañana será otro día, nosotros abandonamos el auditorio de la segunda planta de Medialab Prado y nos dirigimos a nuestras casas. El día ha sido largo, pero ha merecido la pena, no solo hemos conocido un poco más sobre el periodismo de datos y las herramientas que nos permiten manejar grandes cantidades de información numérica, sino que también hemos conocido a brillantes profesiones, algunos de ellos muy jóvenes, que han sabido buscar un haz de luz entre el pesimismo que hoy en día inunda la capital. Una vez más queda demostrado que toda historia tiene diferentes caras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>